Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

martes, 26 de noviembre de 2013

EL PODER DE LAS PALABRAS

 
 
 
Hay palabras que curan y otras que hieren.
Hay palabras que resucitan el alma cansada.
Hay palabras tan bellas que amanece con ellas
y otras que opacan el alma oscureciéndola
Hay palabras que abren puertas...
ventanas a otras dimensiones,
a otros corazones afines
Hay palabras o silencios
que las cierran sin remedio
Hay palabras que cual el hilo de Ariadna,
nos guían en las tinieblas del laberinto
Hay palabras que nos hacen crecer
y otras nos achican infundiéndonos miedos
Hay palabras producto del silencio fecundo y
hay silencios llenos de palabras y recuerdos.
Hay palabras que nos acercan,
venciendo todas las distancias,
creando lazos y vínculos fraternos
Hay palabras que despiertan al Gigante
que "duerme" hace tiempo en nosotros.
Hay palabras que nos hechizan
con el más dulce y bello embeleso.
Hay palabras que eliminan el miedo,
infundiendo Valor al corazón tierno.
Hay palabras que hacen magia convocando
imágenes, poderes, conocimientos.
Hay palabras que son copas cristalina
donde las Musas dejan sus versos,
sus joyas más queridas,
sus tesoros más secretos
Amo las palabras, amo los silencios,
la Magia del alma que habla por ellos.
Tenemos sed de palabras sinceras,
palabras de corazón, palabras que unan las almas,
palabras que nos acerquen, palabras que derriben muros,
palabras que no hieran, palabras que clarifiquen,
palabras que convoquen lo mejor, palabras que curen tantas penas.
Palabras que ayuden a construir un mundo y un hombre mejor,
palabras que nos hagan recordar quienes somos realmente,
palabras que evoquen el mundo de nuestros sueños,
palabras mágicas que despierten nuestros poderes,
palabras que puedan estar respaldadas por hechos consecuentes,
palabras que no se lleve el viento…
Sólo estas palabras son válidas, y sagradas,
Mágicas... palabras de poder.
Lo demás son como huellas en la arena,
que borrará el oleaje del mar de la vida.
Aunque otras dejen cicatrices en el alma,
que van forjándola, fortaleciéndola.
El tiempo paciente nos enseñará a descubrir y amar,
los secretos que encierran las palabras
a través de la reflexión y el silencio.
Aprendiendo a velar y desvelar su íntimo corazón.



D.V.-NEFERTUM- 2007
 
fragmento LA ODISEA DEL ALMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario