Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

jueves, 26 de diciembre de 2013

LA MIRADA ENAMORADA DE LA VIDA




Contemplaba el espectáculo, tantas veces repetido ante mis ojos, del agua mojando la piedra.

Todo el jardín parecía el mismo que la primera vez que llegué allí, las estatuas, los árboles, la fuente, el cielo, el aire, la luz. Sin embargo, cuantas primaveras y veranos ya habían transcurrido. Cuantos cambios se operaron en el alma del observador desde entonces.

La vida como el agua nos había ido “lavando” o puliendo, llevándose algunas cosas que nos sobraban. Pero al mismo tiempo...descubriéndonos otras escondidas o apenas entrevistas antes.
El “maestro” tiempo transcurría lento o no tanto otras veces, pero inexorable siempre, llevando a cabo su obra ya que tenía muy claro el objetivo.

Lo eterno y lo cambiante danzando justos, alrededor del mismo centro...marchaban al encuentro….COMO SIEMPRE.

De regreso... paseaba tranquilamente por la plaza que hay al lado de mi pequeño parque. Inconsciente me deslizaba hacia la música que sonaba en un rincón. De pronto un niño llamó poderosamente mi atención, con su gesto inocente lleno de encanto. Se sentó frente al hombre que tocaba el saxo y se quedó allí como atraído por la magia de la música. Dejó unas monedas que le dio su madre, y continuó como hipnotizado. Después, le mostró al músico su pequeño camión de plástico, queriendo que jugase con él, haciéndole ver que él también tenía algo estupendo para compartir. A continuación se acercó mucho más al instrumento prodigioso,  tocó sus botones y la gran boca por donde salía aquella música deliciosa. Todos sonreíamos, él quería saber qué era aquello, donde estaban guardados los sonidos que emitía, cómo era posible….

Pensé, así debíamos mantenernos constantemente, asombrados ante todas las maravillas que nos rodean, queriendo saber y descubrir algo más, o sencillamente viéndolas con ojos de niño inocente, como LA PRIMERA VEZ...

Para mí ese niño fue lo más hermoso de la tarde, para él seguramente aquel instrumento mágico. Igualmente, para el músico que tocaba, aquella experiencia de ingenua admiración. Y para el saxo habrá sido algo único, la manita de aquel niño que esa tarde le acarició como nadie…



Madrid- 18/03/010 -D.V.-Nefertum
fragmento de VIAJE AL PAÍS DE LA MAGIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario