Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

viernes, 10 de enero de 2014

LA DURA REALIDAD CREADA POR NUESTRA POBREZA ESPIRITUAL

Observaba silenciosamente mi entorno...guardaba esas "fotografías" que el alma iba recogiendo, para meditar más tarde en todo ello.

La vuelta en el autobús siempre me da la oportunidad de reflexionar sobre lo vivido, de recuperarme de unas jornadas agitadas de búsqueda, que me recordaban otras... Qué dura es la realidad, qué diferente a nuestros sueños. Y al escucharme y repasar mis palabras, pues guardan secretos que requieren reflexionar para encontrarlos, descubrí una puerta para salir de allí...para ver la verdad cara a cara...primer paso para poder transformarla.

¿Es dura o la habíamos hecho nosotros como era? La realidad la hemos construido entre todos, es y será como la hagamos...Toca entonces ser más inteligentes, para irla construyendo diferente, como la queremos... Pero hay que empezar por cuestiones básicas que le faltan a muchas personas. Y todas se resumen en una palabra: EDUCACIÓN. Pero no como se entiende hoy, en que todo se resume en memorizar la cultura que mantiene el sistema materialista creado, y que tantas desgracias nos ha generado por sus consecuencias, debidas a la  pobreza espiritual.

Me refiero a la Educación como EDUCIR; sacar de dentro hacia fuera, lo mejor de las personas, que duerme en su interior, necesitando, de eso justamente, de Educación para extraerlo, como se hace con las piedras preciosas que guarda la tierra.

Hay cosas básicas que faltan, como higiene física, que entre otras cosas trae SALUD y posibilidad de relacionarse con respeto hacia uno mismo y las otras personas. Seguiríamos con la higiene psicológica y mental.  Hay que enseñar  cortesía, elegancia interior y exterior, pues sin ella la convivencia es pobre o dañina. Descubrir cuánta Vida genera y transmite la Generosidad del corazón.

Se necesita desarrollar la autoestima, con la superación personal, que nos daría una Valoración propia que no depende de lo que tengamos sino de lo que somos, de lo que hemos realizado y conquistado humanamente, interiormente. Es muy necesaria una Educación HUMANISTA. Porque vivimos para llegar a Ser más nosotros mismos, para hacerlo PRESENTE aquí y ahora, eso es lo importante, lo esencial de nuestro paso por la "escuela de la Vida".  

Es fundamental despertar las conciencias, alimentar nuestra psique y nuestra mente con "alimentos" sanos que nos fortalezcan y enriquezcan como personas, no como se hace hoy en día con "porquería" de noticias, cotilleos y películas que reproducen lo peor que así se contagia y perpetúa, generando desgracias. Dar buenos ejemplos como referencias para la juventud, no los modelos de cartón piedra superficiales de este tiempo viejo.  Recoger de los sabios de todos los tiempos, sus enseñanzas atemporales, para recordar hacia donde vamos y cómo alcanzar el puerto. Regirnos por un código ético que ennoblezca nuestra conducta. Dejar atrás ese estilo de vida implantado por falta de moral, en donde todo vale, si te conviene egoístamente, sin tener en cuenta las consecuencias negativas para los demás. Dar los medios y crear las prácticas para desarrollarnos integralmente, no como simples robots al servicio del sistema materialista creado, sino como Seres Humanos y continuar evolucionando, subiendo peldaños. Entonces podrá nacer un Mundo Mejor, más Justo, Bueno y Bello. Donde lo material y lo espiritual crezcan armónicamente complementados, como cuerpo y espíritu.

El  mundo que tenemos lo hacemos diariamente entre todos, con la acciones sembradas por cada uno de nosotros. Sencillamente, la Vida nos devuelve lo que sembramos individual y colectivamente. Otra realidad es posible...de nosotros depende. Igual que hemos creado ésta, podemos "dar a luz" la que soñamos y deseamos con nuestras fuerzas mejores.




Mª D.Villegas-Nefertum
10/1/2014-Malaka
fragmento LA ODISEA DEL ALMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario