Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

domingo, 12 de enero de 2014

UN AMOR PROFUNDO...

 
"Nuestra búsqueda consiste en encontrarnos a nosotros mismos
y compartir, en el proceso,
un amor profundo con otra persona"

Krishnananda (Dr. Thomas Trobe)
 

Leo que un psiquiatra comenta en un artículo que las parejas no tendrían que ir tanto a terapia, y aprovechar mejor el tiempo manteniendo más relaciones sexuales.  ¿Tendrá razón o demuestra como profesional y persona ser un tanto superficial?
 
 
Me parece más correcto y profundo lo que dice el Dr.  Thomas Trobe, cuando afirma que tenemos que conocernos o encontrarnos a nosotros mismos, y mientras compartir un amor profundo con alguien.
 
 
Entiendo que si van a terapia es porque necesitan ayuda para conocerse o sanarse, y es que todos arrastramos heridas o traumas que dejan su impronta en nuestra vida  y comportamiento, por más conscientes que seamos de ello, mucho más... cuando somos inconscientes de esas huellas. Por eso las personas necesitan ayuda psicológica, para poner luz en donde hay dolor. Para reconocer las causas y buscar las soluciones. Y es que el alma también sufre heridas y tiene enfermedades.
 
 
Hoy otro artículo comenta que la gente busca las relaciones íntimas sin compromiso, como diversión o escapismo.  Me pregunto por qué, y la respuesta me viene sola, por inmadurez emocional, miedo y traumas que se arrastran. Nos interesamos mucho por conocer como es y funciona el mundo físico, pero seguimos siendo bastante ignorantes sobre nuestro mundo interior.
 
 
Si somos valientes y sinceros,  buscaremos la raíz de los problemas, llamaremos a las cosas por su nombre, y buscaremos ayuda, de un modo u otro, para conocer y manejar con acierto las fuerzas que nos constituyen. Para salir de la niebla, de la red tejida por nuestra ignorancia, para vencer miedos generados por viejas heridas, para afinar nuestra alma, para despertar nuestros mejores sentimientos. Perdidos en el laberinto...como niños jugando con fuego, lo buscan para entretenerse y gozar, quedándose en la superficie, en las sensaciones o reacciones del cuerpo físico. Lo cierto es que el mundo de la psique es un océano de energías y fuerzas desconocidas que produce miedo, y en el que pocos Ulises vencen y se sumergen, para alcanzar Itaca y a su amada Penélope. Sin duda para llegar al AMOR verdadero, hace falta en la palestra de la Vida, poner en juego mucho VALOR.
 
 
En una palabra se podrá tener una carrera y haber memorizado muchos datos y definiciones, pero a nivel emocional hay inmadurez, miedo, falta de autoconocimiento. Nos han dicho todo vale, nada importa, lo único que cuenta es el placer, vive que son dos días, generando personas superficiales, pobres internamente, infantiles, dependientes o escapistas.  Inevitablemente habrá dolor, vehículo de conciencia para el alma prisionera.  Todos antes o después, necesitaremos ayuda, entender, comprender ese mundo, descubrir peldaño a peldaño, cómo manejar constructivamente esas fuerzas. 
 
 
En algún momento buscaremos la luz de la sabiduría para orientarnos en el laberinto, en la tempestad del océano de la psique, para curar nuestras heridas, para manejar nuestra barca, para no hundirnos, o para superar el naufragio. Todos necesitamos una saludable y profunda Educación emocional, y sobre todo VALOR para ir aprendiendo Amar bien, no con mil posturas raras... sino con el corazón limpio y la mente sana. Para no hacernos daño, sino ayudarnos mutuamente. Para respetarnos, buscando el bien para nosotros y el otro.


De allí podrá surgir el Amor verdadero, profundo, Generoso y valiente, enriquecedor, sano.  La fuerza con la que podremos vencer los obstáculos, el "viento" que nos impulsará a llegar a ser como nos soñamos.

Con Amor todo es posible, sin amor no puede darse una Vida sana. Sencillamente,  cuando falta nos separa, nos aleja, "se cierran las puertas"...Cuando está presente nos une y nos transforma...


 
Mª Dolores Villegas
12/1/2014-Malaka

No hay comentarios:

Publicar un comentario