Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

jueves, 12 de noviembre de 2015

EL AMOR ES DAR no recibir



Son muchísimos los que aman; 
poquísimos los que saben amar.
Stefan Zweig.



Cometemos errores de todo tipo, uno de ellos es interpretar las frases o enseñanzas de forma categórica, a nuestra manera, unos por exceso, otros por defecto, nos alejamos de la verdad...Se confunde, mal interpreta y exagera,  pues estamos partiendo de una interpretación errónea en muchos casos.  Y así vamos aprendiendo con dolor... 

Meditando, buscando la verdad veremos qué le sobra a nuestra forma de interpretar, qué le falta... la experiencia propia y el discernimiento al crecer, nos irá orientando por donde seguir el camino. Avanzamos, retrocedemos, buscamos, seguimos adelante...

Reflexionemos sobre este Misterio... El Amor es Dar no recibir, ¿qué nos pasa que todos piensan en recibir y pocos en Dar, es egoísmo, infantilismo, qué nos ocurre, estamos enfermos?

El Amor es Dación: física, energética, psíquica, mental o espiritual, en cualquier nivel el Amor es Vida que se da a otros. Por eso se ha relacionado con el arquetipo de la Madre y se ha identificado con la Mujer como si únicamente a ella le correspondiera este papel, pero es mucho más, pues todos al vivir damos algo y recibimos de otros... Toda la Vida es Dación constante, circulación de energías...que resultará generosa o egoísta, sanadora o dañina, según somos nosotros, los motivos que tenemos, de ahí las diferencias. Hablamos del Amor como Vida, pues El cuando está presente es sanador, benéfico, inspirador, motivador, produce elevación en cualquier nivel, nos hace mejores sin duda.


El Amor pone el acento por su generosidad en Dar, pero requiere reciprocidad,  respuesta, sino acaba "volando" a otros lugares donde haya vida que "fecundar", para ayudarla a evolucionar. Cuando hay Amor cada cual Da con generosidad lo que tiene y es. Entonces hay circulación de afecto, cariño, respeto, valoración, empatía, buenas energías. Si faltan estas corrientes de simpatía... son señal clara de que no hay amor o buena sintonía... Y todo decae, se encoge, se cierra, llega la enfermedad, la miseria, la tristeza, los pesares...

Donde hay Amor existe Unión, deseos de superación personal, para dar lo mejor. Por ello, siempre encontrará algo bueno para dar quien ama de verdad. Pues el corazón abierto puede recibir de la fuente de la Vida... con quien está unido...


Sí, el Amor se reconoce en su capacidad de Dar, más en una relación los dos integrantes dan con calidad cuando aman, y así surge la convivencia, la alegría, el entendimiento, el crecimiento mutuo.  A no ser que la relación sea entre padres e hijos, donde siempre serán los adultos quienes deben dar y velar por la vida que han traído... para que crezca sana y rodeada de todo lo que necesita para su desarrollo. Pero si esto ocurre entre adultos, es clara señal que uno de los dos no está a la altura... por distintas causas no sabe o no puede amar... toca entonces descubrir la causa y resolverlo...

En pareja o en sociedad, cuando hay Amor nos sentimos impulsados a crecer en Generosidad, Justicia y Belleza, acercándonos, cada día más, al Bien, a la Felicidad. 

Constatando que el egoísmo hace imposible lo que es fácilmente alcanzable con Amor y por Amor.

D.Villegas -Nefertum
12/11/2015
LA ODISEA DEL ALMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario