Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

viernes, 15 de noviembre de 2013

DEVACHÁN o CIELO


"Es un olvido absoluto de todo cuanto le causara dolor o pena en su encarnación última, y hasta un olvido del hecho mismo de que existan semejantes sufrimientos. La entidad devachánica vive, durante su ciclo intermedio entre dos encarnaciones, rodeada por todo aquello a que aspiró y deseó en vano, en compañía de todas las aspiraciones de su alma, y así vive durante largos siglos de una existencia de dicha sin mezcla, que es el premio de sus sufrimientos en la vida terrestre. En una palabra se baña en un mar de continua felicidad, intercalada tan sólo por sucesos de un grado de felicidad mayor aún.

En el devachán estamos con los que hemos perdido cuando nos hallábamos en forma material, y mucho, mucho más cerca de ellos, que cuando estaban vivos.


Durante cada período devachánico, el Ego, omnisciente per se, se reviste, por decirlo así, del reflejo de la "personalidad" pasada. Acabo de deciros que la florescencia ideal de todo lo abstracto, y, por lo tanto, de todas las cualidades y atributos imperecederos y eternos, como el amor, la misericordia, el amor al bien, a la verdad y a lo bello, que se albergaron en el corazón de la "personalidad" viviente...Durante este tiempo el Ego se convierte en el reflejo ideal del ser humano que existió últimamente en la tierra..."



H.P. Blavatsky-fragmento

No hay comentarios:

Publicar un comentario