Entrada destacada

La Gran Fraternidad Blanca

La labor invisible del mundo se ejecuta bajo la dirección de los Adeptos de la Gran Fraternidad Blanca. En sus manos pone el Logos Su P...

martes, 28 de marzo de 2017

El Amor de Khalil Gibran

El Amor 
Fragmento del libro "EL PROFETA" 
KHALIL GIBRÁN

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas, niño(a), bebé y exterior


Dijo Almitra: Háblanos del Amor.

Y él levantó la cabeza, miró a la gente 
y una quietud descendió sobre todos. 
Entonces, dijo con gran voz:

Cuando el amor os llame, seguidlo.
 Aunque su camino sea duro y difícil.
Y cuando sus alas os envuelvan, entregaos,
aunque la espada escondida entre ellas, os hiriera.
Y cuando os hable, creed en él. 
Aunque su voz destroce vuestros sueños, 
tal como el viento del norte devasta los jardines.

Porque, así como el amor os corona, 
así os crucifica.
Así como os acrece, así os poda.
Así como asciende a lo más alto 
y acaricia vuestras más tiernas ramas, 
que se estremecen bajo el sol, 
así descenderá hasta vuestras raíces 
y las sacudirá en un abrazo con la tierra.

Como trigo en gavilla él os une a vosotros mismos.
Os desgarra para desnudaros.
Os cierne, para libraros de vuestras coberturas.
Os pulveriza hasta volveros blancos.
Os amasa, hasta que estéis flexibles y dóciles.
Y os asigna luego a su fuego sagrado, 
para que podáis convertiros en sagrado pan 
para la fiesta sagrada de Dios.

Todo esto hará el amor en vosotros 
para que podáis conocer los secretos de vuestro corazón 
y convertiros, por ese conocimiento, 
en un fragmento del corazón de la Vida.

Pero si, en vuestro miedo, 
buscárais solamente la paz y el placer del amor, 
entonces, es mejor que cubráis vuestra desnudez 
y os alejéis de sus umbrales,
hacia un mundo sin primaveras donde reiréis, 
pero no con toda vuestra risa, y lloraréis, 
pero no con todas vuestras lágrimas.
El amor que se da a sí mismo 
y no toma nada más que de sí mismo.
El amor no posee ni es poseído,
porque el amor es suficiente para el amor.

Cuando améis no debéis decir: "Dios está en mi corazón", 
sino más bien: "Yo estoy en el corazón de Dios."
Y pensad que no podéis dirigir el curso del amor
porque él si os encuentra dignos, 
dirigirá vuestro curso.

El amor no tiene otro deseo que el de realizarse.
Pero, si amáis, y no podéis evitar tener deseos,
 que vuestros deseos sean éstos:
Fundirse y ser como un arroyo 
que canta su melodía a la noche.
Saber del dolor de la demasiada ternura.
Ser herido por nuestro propio conocimiento del amor, 
y sangrar voluntaria y alegremente.
Despertarse al amanecer con un alado corazón 
y dar gracias por otro día de amor.
Descansar al mediodía y meditar el éxtasis del amor. 
Volver al hogar con gratitud en el atardecer.
Y dormir con una plegaria por el amado en el corazón 
y una canción de alabanza en los labios.


La imagen puede contener: 2 personas, niño(a), exterior y naturaleza
Vietnam © Frans Devriese

Cartas de Amor de Khalil Gibran

  
Como siempre la magia de la vida me llevó a descubrirlas…. y me pareció estar leyendo algo "muy familiar", quizás porque las almas afines tenemos el mismo lenguaje, al llevar en nuestro corazón "la llama del Amor" Viva… Sin duda, cuando su Espíritu llena el corazón con su Fuerza, produce hermosísimas melodías. Les leo y les reconozco "familia"…. y una vez más compruebo qué hermosas flores produce Dios en su jardín. Sus almas temporalmente separadas…. se sintieron y vivieron unidas en la distancia. Fueron por la tierra separados, más a la vez, uno en el otro enlazados por sentimientos eternos. Sus cartas… lazos mágicos creados por el poder de la palabra, caricias de luz y Amor para el alma enamorada. Hoy ya sin muros, ni distancias, como Una sola Alma, fundidas por siempre.
El Amor en la distancia produjo sin ningún lugar a dudas, una música bellísima que sigue embelesándonos. El poeta místico nos legó el aroma de su Alma, y a través de su obra nos permite alcanzar por instantes, las alturas y las profundidades que en soledad conquistó. Porque se entregó totalmente al Mundo, como exquisito canal.

"Te amaré toda la Eternidad…como mucho antes de verte por primera vez". Son los eternos sentimientos y las eternas palabras que se oirán surgir del corazón de dos almas gemelas. "Hasta el fin de tus días….serás la persona más importante de mi mundo". Pues pase lo que pase, y estés con quien estés, "todo permanecerá igual en mi corazón". Por todo ello, sé que siempre iremos juntos y que inevitablemente, a veces, como si fueras un ave que hubiera volado a galaxias lejanas, te añoraré y me añorarás, cómo no….

Pero en los días luminosos en los que miramos el mundo como si fueramos Uno, sin duda el corazón sabe, siente que el ser amado nos acompaña y va dentro de nuestro corazón, aunque esté lejos … ¿por qué misterio? no sabemos, pero es así…

Nefertum  15/02/08

10/3/1912
     Mary, mi adorada Mary, ¿cómo puedes pensar que me estás dando más sufrimiento que alegrías? Nadie sabe bien cuál es la frontera entre el dolor y el placer: muchas veces pienso que es imposible separarlos. Tú me das tanta alegría que llega a doler, y me causas tanto dolor que llego a sonreir.

24/5/1914
     Piensa, mi adorada, si estuviéramos caminando por un bello campo en un lindo día y, de repente, una tempestad cayera sobre nuestras cabezas.¡Qué maravilla! ¿Existe mayor emoción que ver los elementos produciendo fuerza y energía salvaje? Vamos a los campos, Mary, a buscar lo inesperado.

8/7/1914
     Siempre pensé que cuando alguien nos entiende, termina por esclavizarnos, ya que aceptamos cualquier cosa para ser comprendidos. Sin embargo, tu comprensión me trajo la paz y la libertad más profundas que haya experimentado jamás. Durante las dos horas de tu visita, descubriste un punto negro en mi corazón, lo tocaste y él desapareció para siempre, haciendo que yo divisara mi propia luz.

18/4/1915
     Los dos días que pasamos juntos fueron magníficos. Cuando hablamos sobre el pasado, siempre tornamos más real el presente y el futuro. Durante muchos años tuve pavor de mirar aquello que viví y sufrí en silencio. Hoy entendí que el silencio nos hace sufrir más profundamente.
     Pero tú me haces conversar, y yo descubro las cosas empolvadas que se escondían en mi alma, y entonces puedo arrancarlas de allí.

17/7/1915
     Ambos estamos procurando tocar los límites de nuestra existencia. Los grandes poetas del pasado siempre se entregaban a la Vida. No buscaban una cosa determinada, ni intentaban desvelar secretos: simplemente permitían que sus almas fueran arrebatadas por las emociones. Las personas están siempre buscando seguridad, y a veces la consiguen: pero la seguridad es un fin en sí, y la Vida no tiene fin.
    
 Tu carta, Mary, es la más bella expresión de vida que jamás recibí. Poetas no son aquellos que escriben poesía, sino todos aquellos que tienen el corazón lleno del espíritu sagrado del Amor.
  

10/5/1916
     Querida Mary: te envío una parábola que terminé. He escrito poco, y solamente en árabe. Pero me gustaría oír tus correcciones y sugerencias sobre este trecho:

     En la sombra de un templo, mi amigo señaló a un ciego. Mi amigo dijo: "Este hombre es un sabio".
     Nos aproximamos y pregunté: "¿Desde cuando es usted ciego?"
     "Desde que nací"
     "Yo soy astrónomo", comenté.
     "Yo también respondió el ciego. Y, colocando la mano sobre su pecho, dijo: "Paso la vida observando los muchos soles y estrellas que se mueven dentro de mí".
Dedicatoria de su libro a Mary:
Las cosas profundas no han cambiado:
el sentimiento y la pasión del primer encuentro,
todo eso permanece y seguirá igual para siempre.
Te amaré toda la eternidad, como ya te amaba
mucho antes de verte por primera vez; a esto lo llamo Destino.
Nada nos separará; ni tú ni yo podemos cambiar esta relación.
Quiero que recuerdes, hasta el fin de tus días,
que eres la persona más importante de mi mundo.
Aunque te casaras siete veces con siete hombres distintos,
todo permanecería igual en mi corazón. 

(Fragmentos de Cartas de Amor de Khalil Gibran a su Amada Mary)

sábado, 18 de marzo de 2017

Problemas del Mundo actual


La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, árbol, cielo, planta, exterior y naturaleza
De las quimeras materialistas del positivismo del siglo XIX, de la paradoja de afirmar el ciclo histórico de formas de cultura mágica, religiosa, filosófica y científica, nació este siglo XX, alienado por la búsqueda insaciable del confort material y de crítica "positiva" de todos los valores. Nació el análisis desprovisto de la síntesis, la libertad sin meta que la justifique; la igualdad a la altura del más bajo; el interés por lo social sin política que lo guíe ni ideología que le sirva de brújula, la racionalización de los conceptos religiosos olvidando la mística; las comunicaciones ultrarápidas cuando no se tiene qué comunicar, salvo desastres y amenazas. Bajo las banderas de una paz colectiva se incubaron las semillas de una guerra individual, de todos contra todos. Buscando la verdad en las relaciones humanas, se halló la gran mentira de afirmar la desunión en las familias, la casualidad de los hijos, la falibilidad de los sabios y los pecados de los santos.

Urge una re-evolución: una vuelta a los principios que nos dieron el Ser, una vuelta completa y que lo abarque todo.
**

Un hombre justo no debe cebarse en quienes ya no existen para defenderse, y sí señalar los males actuales, cuyos responsables se enseñorean del mundo futuro. Debemos elevar velas y no arrastrar anclas. Los errores del pasado no podemos cambiarlos, pero sí podemos enfrentarnos con la realidad actual, coronada de "misiles" atómicos y de alambradas de espinos entre la nieve"
La imagen puede contener: una persona, primer plano**

La destrucción intencionada de tantos miles de toneladas de alimentos en un mundo como el actual, cuya mayor parte sufre hambre, es una falta contra la Naturaleza, y ninguna primacia económica alcanza a justificar, ni aun en parte, tales barbaries que avergüenza"


El problema demográfico está muy vinculado  a la educación y a los sistemas de gobierno. Mientras se siga promocionando el derecho a consumir sin obligar al deber de producir, ninguna solución será posible. Salvo las muy drásticas, que moralmente nos repugnan, pero que parecen el único camino práctico, como por ejemplo, la esterilización forzosa de los núcleos humanos que no se autoabastezcan. Esto es chocante... como también habrá parecido chocante abrir un vientre joven para extirpar el apéndice a los primeros cirujanos, pero hay ciertos males que evitan otros mayores, pues cuando todos estemos en la indigencia, ya no habrá esperanza ninguna.

**
Toda crisis es en el fondo, una crisis moral, el mundo está dividido antes que por razones económicas, por falta de cohesión espiritual, de hermandad humana.
**

Dar la espalda a la realidad cotidiana no es vencerla ni solucionarla, sino dejar que nos ataque por detrás.
**

Todo lo horroroso nos fascina, lo horrible nos encanta. Lo heroico nos da risa; lo santo nos inquieta incómodamente y el concepto de pureza no pasa de los límites más o menos soñados de lo "ecológico". Tal es nuestra locura, que nos preocupa más la imagen de una ballena embarrancada en una playa que la de miles de seres humanos flotando, calcinados por el sol de Indochina.



Si se apagasen las luces de una estancia llena de personas, pero una sola de ellas encendiera una cerilla, habría luz no solamente en la mano del que la portase, sino para todos los que ocupan la estancia. si en esta gran oscuridad del mundo, cada uno de nosotros enciende una sola cerilla de esperanza, una cerilla de efectividad moral, no solamente uno, sino todos los que están, van a participar de esa luz



Jorge Angel Livraga - 1976-frases escogidas: PENSAMIENTOS

martes, 7 de marzo de 2017

NOSOTROS Y DIOS




fotografía de Carlos A. Cruz
cedida por La Fotoperrería en Facebook


"También en un animal o en una planta vamos a ver ciertas expresiones de religiosidad. En un animal se manifiesta en el amor que le tiene a su amo y en una planta por su acercamiento al sol.

¿Habéis visto a veces cómo un perro o un gato se acerca para hacernos una caricia, estirando su pobre pata peluda para tocarnos? ¿No hay un inmenso amor, a pesar de la forma?

Ese amor, en lo humano, es aun más elevado, y del mismo modo será mucho más elevado en aquellos dioses, en aquellos ángeles que están frente al Sol, frente a las estrellas, viendo pasar el mundo bajo sus pies, aquellos que pueden estar donde de momento nosotros no estamos, pero estaremos.


Si una madre, en aras del amor corre hacia el niño que cayó, ¿no correrán los grandes espíritus, no correrá Dios mismo de alguna manera hacia aquel que lanzó un grito de dolor, hacia aquel que lanza un grito de necesidad, o hacia aquel que lanza un grito de esperanza, una sonrisa?

Aquel que no entiende que aunque es de noche va a salir el sol otra vez; aquel que no sabe ver en las hojas que caen, como lluvia de oro, el color verde de esperanza que tenían cuando surgieron; aquel que no conoce que de las ramas secas se abrirán otra vez nuevas hojas, nuevas flores, y habrá luego pájaros en los nuevos nidos, ése no ha entendido la esencia misma de la vida.

La esencia de la vida es misteriosa, es como el agua o como la arena, que la contenemos en las manos, y cuando la queremos apresar, cuando la queremos retener, se nos escapa.

Cada vez que vuelo miles de kilómetros a través del Atlántico, ese misterioso mar que tantas veces cruzo, pienso que guardará los ruidos de la Atlántida y de tantos buques sumergidos, maderas hechas con otras manos, tantos tesoros, recuerdos, el sueño de imperios que cruzaban este océano en búsqueda de otros mundos...

El hombre busca viajar, sin darnos cuenta que a veces sólo llegar a la persona que tenemos al lado, poder tenderle la mano, cogerle la mano en el momento necesario y poder darle una minúscula parte de amor y comprensión, es un inmenso placer. ¡Oh, mis amigos de la filosofía, qué viaje tan largo es llegar a los demás, es llegar a quien tenemos al lado, es llegar al que está a uno o dos metros de nosotros, uno o dos metros físicos, y sin embargo, a tantos y tantos kilómetros psicológicos!

No nos atrevemos a llegar, no nos atrevemos a viajar, tal vez porque no conocemos un avión o un barco que nos lleve de un alma a la otra alma.

¿Es difícil ver a Dios, sentir a Dios, inteligir a Dios?

¿Habrá que saber griego, latín, sánscrito? Yo creo que no, yo creo que es fácil, incluso es natural, necesario, inevitable, inexorable, ver y sentir a Dios. Sentados en la playa, miramos las olas que vienen, cómo se deshacen, besan las piedras y la arena y luego se retiran otra vez. ¿No somos nosotros como olas, cada uno individualmente, que llegamos a este mundo material, nos deshacemos en este mundo y volvemos de nuevo adonde habíamos salido?


Los presocráticos decían que el hombre es fundamentalmente una pregunta y es también una respuesta. Nosotros marchamos con nuestras preguntas a cuestas y con nuestras pequeñas respuestas, pero vivimos siempre preguntándonos.

Existirían, pues, una serie de peldaños entre nosotros como seres existentes y manifestados y Aquello que se esconde detrás de lo manifestado y que podríamos llamar Dios. Aún en una religión monoteísta que cree en un solo Dios, sin embargo hay una serie de intercesores, de personajes que van acercando al hombre a esa actitud mística.

Se dice que estos pueblos eran politeístas. No eran politeístas sino que entendían a Dios, sentían a dios, vivían a Dios, pero en sus distintas formas y expresiones.

Panteísmo significa que Dios está en todas las cosas. Es el Pan de los griegos, el gran espacio, el gran lugar donde están todas las cosas.

Existe nosotros y Dios como una simbiosis, como algo que está dentro de este ecosistema que es el Universo, porque todos formamos una unidad vivencial.


fragmentos de la conferencia: NOSOTROS Y DIOS
JORGE ANGEL LIVRAGA - 1984

"MAGIA, RELIGION Y CIENCIA PARA EL TERCER MILENIO" TOMO VI